El reino blanco

por carles66

wikipedia

Hablamos hoy de un libro aparecido en marzo de este año. Se trata del último poemario de Luis Alberto de Cuenca, publicado en la colección “Palabra de honor” de la editorial Visor, dos lujos en uno, vaya. El lector que se acerque a este libro encontará una colección de poemas representativa de una de las trayectorias poéticas actuales más y mejor consolidadas, sin duda ninguna. Luis Alberto es de aquellos poetas que creen que la poesía es un tesoro que no puede quedarse como patrimonio de unos pocos. Por sus versos circulan las alegrías cotidianas y las tristezas, los desengaños y las pasiones, el mundo que nos rodea en definitiva. Si, quizá por culpa de todos, se está perpetuando aquello que la “buena” poesía es aquella que no se entiende, y de la que sólo pueden hablar unos pocos iluminados, el poeta madrileño nos convence de lo contrario: su sensiblidad, humor, exquisito gusto y dominio de los recursos expresivos conviven sin dificultad con palabras que llegan, que desean aproximarse al lector, conscientes que encerradas en una urna de cristal son poco más que vanos oropeles. Valga para certificar lo dicho los últimos versos de un poema titulado “Cuanto sé de mí” (seguro que Calderón de la Barca y José Hierro, allá donde estén, habrán esbozado una sonrisa cómplice al leerlo):

portada del libro

(…)
Para esto están los clásicos:
para aceptar la casa sin ventanas
en que vivimos, por inhabitable
que nos parezca, y para descubrirnos
qué pasa en nuestra alma, qué  se cuece
en nuestro desolado corazón.
 
 
Luis Alberto de Cuenca, uno de nuestros clásicos, un autor que no defrauda a los que saben amar de verdad la poesía, con mayúsculas.
¡Feliz lectura!
 
 
 
 
 
Para saber más:
 
 
 
Anuncios