L’herència de Wilt

por carles66

La última novela de Tom Sharpe sobre el inolvidable Wilt acaba de aparecer, publicada en catalán por Columna (enero 2011) en traducción de Josefina Caball. Varias son las sensaciones que he experimentado durante su lectura. La primera, la satisfacción de encontrarme con unos personajes que me han divertido y con los que he compartido grandes momentos: Wilt, su mujer Eva, el inspector Flint y, más recientemente, las impresentables cuatrillizas (en esta novela más impresentables que nunca, añado). Me gusta ser fiel a los autores y personajes que inician una “saga”. Te permiten entrar en un mundo que vas haciendo tuyo a medida que lees y en el que casi participas como un personaje más.
En segundo lugar, he de confesar que en algunos momentos la novela me ha parecido algo excesiva en los acontecimientos que narra y la distorsión de ciertos personajes. La frontera entre el humor y lo que no lo es en ocasiones se mide por la contención con la que el escritor trata la materia. A veces, sinceramente, creo que Sharpe se excede, aunque el final me ha gustado mucho, precisamente, porque creo que aquí el escritor británico podría haber dado rienda suelta a su desbordante imaginación y logra que el conflicto se solucione a gusto de todos (también del lector) sin forzar demasiado la maquinaria. 
Finalmente, y creo que es lo que al final me llevo a casa después de la lectura de esta novela, es agradecer a Sharpe su buen hacer y su honestidad. No engaña ni pretende hacer pasar una cosa por otra. “L’herència de Wilt” es una novela divertida, bien escrita, con unos personajes que sin duda haremos nuestros y formarán parte de nuestra particular “familia” literaria. En estos tiempos en los que algunos “iluminados” de diez años pretenden salvar al mundo (y que éste se lo reconozca) que un hombre mayor y sabio (valga la redundancia) nos haga sonreir con inteligencia no tiene precio. El arte (y la vida) también es esto. Sería absurdo quejarse.
¡Feliz lectura!

Anuncios