El inquilino de hielo, de Miquel Àngel Lladó

por carles66

Asisto en el Espai Mallorca a la presentación de este poemario del poeta mallorquín Miquel Àngel Llado. El libro ya había aparecido publicado en 2002, pero ahora lo hace en edición bilingüe catalán-castellano gracias al buen hacer de Casabierta editorial y los alumnos del Centro Gaspar Hauser, que se han encargado de las ilustraciones. La traducción es de Andreu Peris.
A un libro de poesía como éste se puede acercar uno de muchas maneras y desde perspectivas bien diferentes. Releyendo el libro de Miquel Àngel, se me ocurren por lo menos tres: la primera, desde el interés y la solidaridad con lo que representa el hilo conductor de todos los poemas, la discapacidad del autismo (un hijo de Miquel Àngel, Lluís, tristemente desaparecido, la tuvo). No soy la persona más adecuada para abordar esta perspectiva pero, sin duda ninguna, la sensibilidad y emoción con que se trata esta situación seguro servirá de consuelo y ánimo a muchas familias.
En segundo lugar, y puede ser el caso de muchas personas que empiecen por lo que comentábamos antes, aquellos lectores interesados en el tema pero no acostumbrados a la poesía. Para ellos puede haber un segundo descubrimiento: el de encontrarse con una poesía que llega, que tiene cosas que contar y que (aunque parezca extraño) se entiende. Para Lladó la poesía no se entiende sin ese diálogo tan necesario con el lector. Así sus versos, a veces cercanos a la prosa poética, encuentran puentes extraordinarios que nos permiten entender que la poesía, lejos de la imagen que con frecuencia tenemos de ella, nos es tan próxima que nos permite identificarnos con los sentimientos y sensaciones expresados por otra persona. Esto me lleva a la tercera consideración: la del lector habitual de poesía. Sin duda aquí tampoco hay reparos que hacer. La poesía de Lladó ya hace muchos años que no tiene nada que demostrar a nadie. Su calidad es espejo en el que se reflejan los sentimientos y vivencias de los que hablábamos antes. Y es así como el círculo se cierra, sentimientos que nos llevan a la poesía, poesía que nos lleva a los sentimientos. Creo que nada más se puede pedir, ¿no? Para muestra un botón:

Algunas veces
insisto en jugar a la lotería
o compro el cupón
y no me doy cuenta
de que aquí, a mi lado,
a dos pasos como quien dice,
tengo la fortuna
de haberte conocido,
de fascinarme
con tu presencia,
de venirme arriba
con una sola de tus miradas.

http://autismodiario.org/2011/06/14/presentacion-del-inquilino-del-hielo-en-barcelona/

Anuncios