Per què llegir els clàssics, avui, de Laura Borràs

por carles66

El título (“Por qué leer a los clásicos, hoy”) es significativo de una situación actual que resulta chocante y algo preocupante. Precisamente aquello que menos debería tener que justificarse, aquello cuya presencia en la sociedad tendría que estar fuera de toda duda, digo, la cultura (y dentro de ella los y las que la han hecho grande, los clásicos) aparece puesta en duda en el día a día de nuestro alocado mundo. Por este motivo, personas como la profesora Laura Borràs tienen que escribir libros como éste (bendita sea) para que el sentido común vuelva a ser común. Porque el objetivo de la autora con su libro es, prescisamente, despertar en el lector la pasión por la literatura de los clásicos,  desde Esquilo a Joan Margarit, y que les dejemos de ver como fósiles para almacenar en bibliotecas para empezar a tenerles por auténticos compañeros de viajes, amigos con los que compartir alegrías y penas. Esta perspectiva, la de devolver la literatura a la vida, y no sólo a la erudición de unos pocos, creo que es la más adecuada para que nuestra sociedad empieze a darse cuenta de lo que se está perdiendo. Para mi modesto entender, las mejores páginas del libro que nos ocupa son aquéllas en las que la autora pone más de manifiesto esta relación. Por ejemplo cuando leemos:

“Haber leído la poesía nada enferma de Maria-Mercè Marçal cuando su cuerpo sí que estaba enfermo me ayudó a compartir el dolor. A entenderlo. A decirlo de manera más bella. Y es que también en estos momentos la belleza es verdad y la verdad, belleza.”

Sea pues la lectura de este libro una nueva manera de afianzar nuestros pasos, de mantener la esperanza, y, sobre todo, de no autocomplacernos en la minoría y salir, cada día con más fuerza, a buscar nuevos lectores, a invitarles a acompañarnos en un camino de auténtica felicidad. ¡Que así sea por los siglos de los siglos!

 

Anuncios