Han vingut uns amics, de Antoni Marí

por carles66

“Han venido unos amigos” es el poemario que el poeta Antoni Marí publicó en febrero de 2010 (Ed. Tusquets) y que ahora me dispongo a compartir con ustedes. En sus páginas, el lector encontrará un bello diálogo entre la presencia de los amigos y su ausencia, simbolizada en la soledad (pero una soledad bien acompañada de la reflexión y los libros) que el yo poético experimenta a partir del descanso al que le obliga la recuperación de una importante operación. Hay un doble agradecimiento, pues: Por un lado, el de aquél que sabe aprovechar las oportunidades que la vida le ofrece y, obligado a guardar reposo, encuentra en el silencio y la paz del campo una oportunidad privilegiada de reflexionar sobre su propia vida y, en segundo lugar, la necesidad de la amistad como motor que alimenta esa misma reflexión y que, ayudándonos a salir de nosotros mismos, encuentra en el camino compartido la mejor válvula de salvación ante los propios fantasmas.
La poesía de A. Marí es excelente, llena de una admirable belleza y una contenida sensibilidad que conecta de una manera casi visceral con el lector. Los paralelismos pasado-presente, soledad-compañía, pesimismo-esperanza configuran un poema que, a través de sus diferentes etapas, nos ofrece una visión lúcida de la complejidad del ser humano, en toda su fragilidad pero, al mismo tiempo, en toda su plenitud. Basten unos versos para certificarlo:

Ahora, cuando ya hace tiempo que los padres murieron,
y se han ido a otro sueño, no sé si más lejano,
pero sí duradero, y que la casa está vacía,
aún duermo en el mismo sitio
y se me hace tan presente la travesura mañanera
que vuelvo a sentir la tibieza de sus brazos,
y las piernas y los movimientos soñolientos
de sus cuerpos.

Anuncios