Vive como puedas, de Joaquín Berges

por carles66

Descubrimiento feliz el de este escritor maño que publicó esta novela en Tusquets en septiembre de este año. Escrita a dos voces, la de Luis, el protagonista, que figura escribe un diario, y la de un narrador en tercera persona, asistimos a las peripecias del destino que sufre el personaje protagonista, sumido en un sinfín de situaciones, algunas de ellas ciertamente hilarantes, y que desembocan en un final que, si bien no podemos considerar optimista, sí que arroja un poco de esperanza en una vida que parecía haber tocado fondo (si es que esto es posible hoy en día). De nuevo, pues, esta figura del anti-héroe aunque, en esta ocasión y en mi modesta manera de ver las cosas, tiene un matiz  que la hace algo diferente a otras novelas de este tipo. En “Vive como puedas”, Luis se acerca de una manera más que palpable a la tragedia. Una tragedia que se personifica en la muerte y en la pérdida irreparable de personas cercanas al protagonista. La sonrisa del lector, que asiste entre curiosa y preocupada a las vicisitudes de este escritor de guiones reciclado en experto en energías renovables, se hiela cuando la anécdota deja paso a hechos que nada tienen de divertidos ni de curiosos. Un acierto del escritor zaragozano porque nos acerca mucho más al personaje, lo hace más “real”, si cabe, porque sabemos que en los tropezones del destino hay cosas que perdemos para siempre. El humor, teñido así de dramatismo, se convierte en un aliado maravilloso para describir lo que puede ser un signo de nuestro tiempos: la lucha por un destino que, si deseamos alcanzar realmente la felicidad, nos lleva irremisiblemente a enfrentarnos con nuestros miedos, nuestros fantasmas, nuestras dudas. Conocerse a uno mismo para poder aceptarse y tirar hacia delante, aceptando lo bueno y lo malo de cada decisión, de cada renuncia. Excelente novela, pues, muy recomendable y necesaria. ¡Feliz lectura!

Anuncios