Acceso no autorizado, de Belén Gopegui

por carles66

La excelente escritora madrileña Belén Gopegui vuelve a regalarnos una novela que nos permite reeencontrarnos con la buena literatura. Una literatura que acierta a hablarnos de la modernidad para alertarnos y prevenirnos. En efecto, en la historia de los personajes, personajes solitarios,  enfrentados a unas decisiones que, si bien les hacen ser auténticos con ellos mismos, les obligan a pagar un alto precio, el lector apreciará ecos de la realidad en una ficción sabiamente tramada. Como trasfondo, esta apasionante lucha entre lo público y lo privado que recorre toda la novela gracias a la presencia de los ordenadores que, como un personaje más, rompen fronteras, se deslizan en las intimidades para, en muchos casos, revelar otra personalidad distinta de la que aparece ante los demás. ¿Quiénes somos realmente? ¿Por qué hacemos lo que hacemos? y, caso de encontrar una respuesta satisfactoria a las preguntas anteriores, ¿seremos capaces de mantenernos fieles a esa realidad que nos configura cuando nos enfrentemos a lo público, cuando seamos un eslabón más en una cadena que nos supera tantas veces, que resulta indestructible en demasiadas ocasiones? El final de la novela, para muchos, puede resultar la crónica de un fracaso. Sin embargo, para mí, y no quisiera pecar de romanticismo, se trata más bien de una victoria. Victoria amarga y oscura, sin duda, pero que demuestra que se puede mantener la dignidad y no ceder ante el miedo o el poder. Ser coherente en nuestro mundo no está de moda, son muchas las excusas que nos ponemos para abandonar el camino que hemos elegido. Gopegui nos enseña que a veces ese camino, nuestro propio camino, por duro que parezca, merece la pena ser andado (aunque luego no salgamos en los ecos de sociedad). ¡Feliz lectura!

Anuncios