Jo confesso, de Jaume Cabré

por carles66

cabréEmpezaré, haciendo honor al título de la novela, que yo confieso haber retrasado la lectura de esta magnífica novela porque quería saborearla sin prisas, tomándome el tiempo necesario par degustar su historia,  sus personajes y esa manera única y excepcional de narrar que tiene su autor, Jaume Cabré. Admiro la obra de este escritor desde que le descubrí en L’ombra de l’eunuc (La sombra del eunuco). Desde entonces le sigo y no he salido defraudado de ninguna de las oportunidades que nos ha ido regalando para leerle. No es tarea sencilla escribir una obra de casi mil páginas sin salir malparado ni por la crítica ni por los lectores. Cabré puede considerarse ya un clásico en vida y disfrutar así de un merecido reconocimiento literario y de público que hace honor a su dedicación y oficio. La literatura de este autor te envuelve, te atrapa y seduce para acompañarte, a través de los sentidos, en una aventura inolvidable. En efecto, Cabré sabe poner en juego  todo un universo de sensaciones en el que la música (una de las protagonistas de la novela), el tacto (los libros en la biblioteca), los olores y el gusto, sin olvidarnos de la vista a través de la pintura, por ejemplo,  componen una sinfonía de emociones que el lector agradece y disfruta. Adrià Ardévol será para siempre ya uno de esos personajes inmortales a los que, en más de una ocasión, seguro volveremos. Gracias, maestro y ¡feliz lectura!

Anuncios