El monje desnudo (100 haikus), de Taneda Santôka

por carles66

tanedaLa cultura japonesa, entre otras muchas cosas, nos ha dejado la herencia de estas maravillosas composiciones de tres versos y diecisiete sílabas llamadas haikus que, por su brevedad y sencillez, impactan en el lector de manera a veces sorprendente, obligándole a releer una y otra vez los poemas para encontrar un sentido, la evocación de una imagen sugerente. Ciertamente, no es nuestra cultura occidental, acostumbrada a las prisas, a la acción trepidante, a las cosas manidas y trilladas, la mejor receptora de estos textos, o quizá sí, por necesidad, sea nuestra mentalidad la que necesite de estas imágenes en apariencia ingenuas, pero que evocan un trasfondo de reflexión, una concepción de la vida que no deja indiferente.

Taneda Santôka (1882-1940) ejemplifica perfectamente este modus vivendi que es el haiku, llevándole a una desnudez, una sencillez (aparente) de conceptos que trasluce una serena belleza en la mayoría de sus composiciones. Incluso abandonó la rigidez de la métrica para centrarse mejor en lo que él quería expresar. En el fondo, se trata de una comunicación directa con el lector desde la soledad del camino, desde la opción de quien decide llevar una vida austera, dedicada completamente a la contemplación y al arte. Miraguano ediciones nos permite con esta edició (febrero de 2013) acercarnos a esta poesía y, de esta manera, ayudarnos a encontrar espacios de paz, de reflexión, que orienten nuestros pasos. ¡Feliz lectura!

Yo, ahora, aquí,
el azul de un mar
que no tiene límites

Anuncios