Cada cual y lo extraño, de Felipe Benítez Reyes

por carles66

felipeLibro de relatos publicado por Destino en mayo de este año que, lo celebramos especialmente, nos presenta un  Benítez Reyes en plena forma y que ha sabido escoger el tono, el estilo y las maneras para convertir los doce relatos que nos presenta (uno para cada mes del año) en auténticas joyas. La literatura, la buena, claro, siempre tiene esa magia que, sin saber ni cómo ni dónde, convierte a unos personajes, unas acciones, unos paisajes, en compañeros inseparables de nuestro bagaje emotivo y cultural. No hacen falta grandes alardes ni estructuras crípticas; tampoco la sencillez es garantía de nada. El autor, mensajero elegido por los dioses, elabora su pócima con materiales compartidos por todos que, sin embargo, mezclados en las proporciones adecuadas, resultan bálsamos reparadores en tiempos inciertos. De todos modos, algunos elementos sí que nos parece que se repiten en la fórmula del auténtico éxito: reivindicar lo cotidiano como fuente de momentos únicos y sorprendentes; presentar personajes al límite, ya sea en el campo de las emociones, en su situación vital, etc… Es en estos momentos, quizá, donde lo que escondemos en nosotros que nos hace verdaderamente humanos aparece, las máscaras descubren el rostro que tantas veces escondemos y, entonces, aprendemos realmente a movernos por el mundo con algo más de autenticidad, es decir, con algo más de sabiduría. Y, si se me permite, todo esto aderezado con una mirada que no vuelva la espalda a la esperanza, que deje la ventana por lo menos un poco abierta para que la luz, aunque débil, no se declare vencida por la oscuridad. El humor, el optimismo, lejos de ser una muestra de ingeuidad o candidez, pueden ayudarnos a encarar los problemas de la única manera posible: con verdadera voluntad de solucionarlos, ya sean estos nuestro matrimonio, una representación de Don Juan Tenorio o un examen de química. ¡Feliz lectura!

26

Anuncios