Vetlla, de Jordi Llavina

por carles66

llavinaEste libro, publicado por Tres i Quatre en febrero de 2012 (y que en julio alcanzó su segunda edición, (¡feliz milagro en poesía en nuestros días!), obtuvo el premio de la Crítica Catalana de poesía 2013. De entrada sorprende el formato: un único poema, divido entres partes y con 1302 versos. Se comprende, pues, que si detrás no encontramos la mano de alguien que entienda bien de qué va esto la cosa se nos podría caer de las manos con facilidad.  Llavina, ciertamente, encuentra la manera, no sólo de que su Vetlla  (“vela”), no se nos caiga sino de que nos atrape desde los primeros versos hasta el final. La pérdida de la mujer amada y su recuerdo, a partir de una “prenda” tan especial como es un libro regalado, suscita en el yo poético la necesidad de encontrarse con el pasado para asumir el presente y vivir, sin el dolor de la ausencia, el futuro sin ira ni rencores. Podríamos decir que no es un libro contra nadie, sino a favor de uno mismo, de la madurez que proporciona el paso del tiempo, la reflexión serena, el amor por los libros que te hablan y te acompañan. Hay belleza en las páginas de Vetlla, una lengua cuidada y bien medida que no se opone a la accesibilidad para el lector, que asiste, agradecido, a unos pensamientos que se desgranan como los pétalos de una flor, dejando al descubierto un mundo de sentimientos que compartimos y, no podía ser de otra manera, agradecemos. ¡Feliz lectura!

Anuncios