Més enllà del parlar concís, de Montserrat Abelló

por carles66

Tenía pendiente desde hace días esta entrada y ahora es demasiado tarde. En la magnífica edición de editorial Denes (2014) aparecía Montserrat en una fotografía, sonriendo, claro, mirando fijamente a la cámara, regalándonos, una vez más, su compromiso vital con la existencia. Y digo que es demasiado tarde porque éste ha sido el último libro de poemas de Montserrat Abelló. Oriol Izquierdo titula el prólogo de esta manera: “La veu jove de Montserrat Abelló” y hoy, más que nunca, estas palabras resuenan proféticas porque la voz de los Poetas, en mayúscula (no se vaya a apuntar cualquiera) siempre es joven, no muere, nos acompañará mientras queramos seguir leyendo. La grandeza del arte reside, precisamente, en su eternidad. A pesar de los pesares y de las “performances”, el arte sólo tiene razón de ser si aspira a convertirse en un clásico, es decir, a perdurar para hacernos mejores a nosotros y a las generaciones venideras. En esta sociedad nuestra, donde aparentemente sólo lo moderno triunfa, donde todo es tan rápido que lo olvidamos antes de terminar de consumirlo, el arte nos lanza un grito desgarrador para que recuperemos la cordura, para que entendamos que la condición humana exige, o debería exigir, un compromiso formal con la belleza, con la bondad, con la entrega generosa de todo aquello que podamos aportar al bien común. 
Releer los versos de Montserrat en este libro duele, duele y, al mismo tiempo, te llena de una serena clarividencia: nuestras vidas tienen sentido, no son existencias vanas e innecesarias…

No tenir por de morir.
Saber que
el miracle  és viure!

Gracias, Montserrat, por pervivir en tus versos, que seguirán llenando la vida de sentido a tanta gente que yo no conoceré. Mientras el mundo sea mundo, tu voz, la de tantos otros, seguirá recordándonos por qué y para qué somos lo que somos, por qué y para qué la Poesía nos devuelve la esperanza cuando ya no hay esperanza.

abelló

Anuncios