La muerte del padre, de Karl Ove Knausgard

por carles66

karlSiempre he defendido que los libros deben ser leídos incluso a pesar de su autor y sus circunstancias. En el caso de esta gran “aventura” que nos proponen Anagrama y el escritor Knausgard, ya no estoy tan seguro. El primer volumen, “La muerte del padre”, soprende por una escritura descarnada, sincera, que surge a borbotones pero que, al mismo tiempo, se nota medida, trabajada, con rigor literario y sentido del lugar al que se quiere llegar. Camilo José Cela dijo alguna vez que las novelas pueden ser la “purga” del corazón, y en el caso del escritor escandinavo no se me ocurre mejor definición. En efecto, el lector recorre no sólo la autobiografía de un hombre, sino sus sentimientos, sus pensamientos, incluso los más escondidos, los que quizá nos atrevemos a decir sólo a nosotros mismos en momentos muy especiales y que Karl Ove comparte con el lector de una manera directa, sin concesiones. Parece que no nos oculta nada de su propia vida, sin dejar de hacer literatura, que es lo difícil porque, de otra manera, el proyecto se vendría abajo. Vuelvo al principio de estas líneas: la vida de Knausgard, sin su literatura, no convertiría este libro en lo que es, un excelente trabajo y para él, a quien la publicación de este trabajo ha supuesto grandes renuncias y sinsabores, no sería un esfuerzo que le valiera la pena. Ahora sólo me queda seguir con el segundo volumen y esperar que sus páginas no me dejen tan poco indiferente como las que he leído. ¡Feliz lectura!

http://cultura.elpais.com/cultura/2014/04/16/actualidad/1397666483_399494.html

Anuncios