Memòries trobades en una furgoneta, de Joan Lluís Bozzo

por carles66

baixa (67)Saber de las interioridades de un grupo que ha hecho tanto para que la gente se acerque al teatro, como es el caso de Dagoll Dagom, resulta siempre un ejercicio interesante. Este libro (Empúries, mayo de 2015), además, nos brinda la oportunidad de conocer un poco mejor a uno de sus creadores, Joan Lluís Bozzo, ya que es él quien nos lleva de la mano para que conozcamos los entresijos de los primeros espectáculos del grupo (las memorias llegan hasta “Glups!”, o sea, que hay continuación). En este sentido, creo que éste es uno de los aspectos que me han interesado más del libro: escuchamos a un hombre que se ha hecho sabio, que conoce en profundidad su oficio y que, en diálogo con él, ha ido aprendiendo a conocerse. Bozzo sabe hacer crítica y autocrítica, mira a su alrededor para aprender de lo que la vida nos va poniendo en el camino y lo comparte con el lector con una prosa muy bien escrita, que fluye con naturalidad y que facilita mucho su lectura. El grupo va creciendo a medida que crecen sus espectáculos y parece que Bozzo va creciendo con él, unido por un invisible cordón umbilical que le une a todas y cada una de sus vicisitudes. Anécdotas, ensayos, éxitos, fracasos, personas y personajes van trazando el camino de este grupo emblemático de nuestro teatro que, espero, tenga cuerda para rato, como, también, espero ya la segunda parte de estas memorias que resultan altamente recomendables. ¡Feliz lectura!

Anuncios