Camp de Bard, de Ponç Pons

por carles66

baixa.jpgEl libro supuso para el autor menorquín el premio Miquel de Palol de este año, y ahora aparece publicado por Proa, en su colección de la “Óssa Menor”. Huelga decir que la lectura de estos poemas es un regalo para cualquier persona sensible y que entiende que, entre otras muchas cosas, la poesía también tiene que ser emoción. El autor recorre sus temas más preciados, como son la poesía, el ámbito personal y familiar en el que vive, el amor, la visión un tanto desesperanzada de este mundo en el que estamos, la celebración de la memoria y de la experiencia… Además, Pons añade al final del libro una serie de comentarios sobre los poemas publicados que permiten al lector conocer un poco mejor el proceso que lleva a su autor hasta dejar un texto por definitivo. Quisiera acabar con el comentario a uno de los poemas que más me han impresionado (“Carta de Nadal a mon pare”, Carta de Navidad a mi padre) y que dice así:

“A veces me pregunto cómo es que todavía hago Literatura, pero hay poemas que se imponen como una necesidad vital. Escribo dialectalmente  en menorquín para que suene y sea más auténtico, hoy que es Navidad y ya no vendrà a comer, he hecho una carta en verso a mi padre. Hay poemas que están por encima de todo el entarimado crítico, de toda la bibliografía de tanta estéril erudición. Poemas que van más allá del gélido virtuosismo y yo éste, que está más para ser recitado que no leído, lo he terminado llorando.” 

Anuncios