En defensa dels ociosos, de R.L. Stevenson

por carles66

baixa.jpgEditorial Viena (junio de 2016) nos hace llegar estos pequeños ensayos del autor de La isla del tesoro gracias al buen hacer del traductor y poeta Xavier Zambrano. Las reflexiones del autor escocés son una auténtica delicia, y nos reconcilian con una de las cosas que nos hace ser personas: la capacidad de observar y reflexionar sobre lo observado. Lejos de cualquier dogmatismo cerril, Stevenson nos muesta su pensamiento sobre diferentes aspectos con sentido crítico, humor y voluntad de acercamiento. Se trata de mostrar lo que uno piensa, no para imponerlo al lector, sino para que el lector piense. Sería éste el objetivo más deseable en cualquier texto teórico: la capacidad que tenga de despertar las propias reflexiones y hacernos crecer y no empequeñecer, como pasa tantas veces. La carta a un “joven que quiera abrazar la carrera artística” debería figurar en todo manual para aprender a escribir y las escuelas deberían ponerlo como texto obligatorio. En este mundo de escaparates llenos de colores inútiles, textos como éste sitúan la vocación artística en su justa dimensión y quizá conseguiría (aunque tengo mis dudas) que algunos dejaran de llevar el cartel de “artista” pegado en la frente. No está mal para la segunda lectura completa de la temporada estival y olímpica. ¡Feliz lectura!

coberta-ociosos

Anuncios