Lo que sé de mis libros

Un espacio para guardar la memoria

Categoría: narrativa en catalán (traducción)

L’amor que fa caure ciutats, de Eileen Chang

eileen chang.jpgClub editor (junio 2016) publica dos textos de la autora de Shanghai traducidos por Carla Benet: el que da titulo al volumen (El amor que hace caer ciudades) Setge (asedio). Con un argumento mínimo los dos relatos aciertan plenamente en la transmisión al lector de todo un mundo, una mentalidad y una manera de entender la vida que reflejan una sociedad china a caballo entre la tradición  y la modernidad. Esta última trata de abrirse paso en un mundo algo arcaizante a través sobre todo de la conciencia del papel de la mujer, la vivencia de las pasiones (sobre todo referidas al deseo y al amor) y, también, al auge de otra manera de relacionarse simbolizado en la ciudad de Hong Kong. Personajes insatisfechos, fracasados en el intento de encontrar la libertad pero que, de alguna manera, asumen su situación y tratan de vivir con la mayor dignidad posible. Zhang Ailing (verdadero nombre de la escritora) fue también una mujer avanzada  a su época, nació en 1920 y murió en 1995, y su manera de entender la literatura, “Sólo quiero escribir sobre las relaciones triviales de un hombre y de una mujer. No hay guerra ni revolución en mi obra”, dan testimonio de lo que sus páginas nos muestran: la fuerza de la literatura para retratar la condición humbaixaana, más allá de corsés impuestos y de ideologías de salón. ¡Feliz lectura!

 

Estimada vida, de Alice Munro

munroLeo esta colección de relatos de la última Premio Nobel de Literatura en edición de Club Editor (oct. 2013) y en traducción de Dolors Udina. Si bien, como la propia autora advierte, los cuatro últimos relatos tiene un algo de autobiográfico, lo cierto es que todo el conjunto de textos que forman parte del libro pude leerse como un todo unitario, cosidos por hilo conductor que no es otro que el de escarbar, con afilado estilete, la condición humana para dscubrir todo lo bueno y todo lo malo que hay en ella. Los personajes que desfilan por “Estimada vida” se desnudan ante el lector para revelarle su verdad, a veces con crudeza, otras con pasión, sin esconderse ni tratar de salvar las apariencias. De esta manera, nos sentimos atraídos o repelidos por las circunstancias en que se ven envueltos. pero siempre desde una complicidad en la que, también nosotros, nos encontramos a la intemperie, descubiertos, reconocidos en unas situaciones que nos son próximas y que nos ayudan a conocernos y a conocer el mundo que nos rodea. ¡Feliz lectura!

Tres vegades a l’alba, de Alessandro Baricco

Consecuencia lógica de la anterior entrada, viene ésta. Las tres historias que configuran el libro de Baricco las he leído en traducción de Helena Aguilà, publicadas por RBA en noviembre de este año que ya se nos acaba. Son tres historias con un hilo conductor que marca una de las “sorpresas” del conjunto, personajes a los que nos asomamos en diferentes momentos y desde diferentes perspectivas, unidos por la soledad, la conciencia trágica de una vida que muchas veces no han elegido, la necesidad de romper con sus vidas o tratar de cambiarlas … En definitiva, el autor de Turín nos enfrenta a personajes muy marcados por las circunstancias que, en un momento determinado de sus vidas, tienen encuentros con otras personas que les obligarán a encararse con ellos mismos. Libro de lectura amena y rápida, sus cien páginas nos sitúan ante una literatura en mayúsculas, impactente, que no deja indiferente y que resulta extramadamente eficaz para sortear con éxito las procelosas aguas en las que vivimos.

{00000001-0000-0011-0000-000002103533}-1

Canvis, de Mo Yan

MoYan_Hamburg_2008Sigo amontonando trabajo, pero las vacaciones serán un buen momento de ponerse al día. Toca hoy este relato del reciente Premio Nobel de Literatura, Mo Yan (1955), publicado por Edicions 62 en noviembre de 2012. “Canvis” (“Cambios”), a medio camino entre la ficción y el relato autobiográfico, nos presenta unos hechos en los que el narrador, al que imaginamos sentado cómodamente en un sofá familiar y confortable, va desgranando recuerdos de su vida, pasando de uno a otro, dejándose llevar por el ritmo propio que marcan los acontecimientos más que por su propia voluntad de contarnos algo significativo. Es el gusto por la oralidad, por explicar cosas que nos pasan desde la más estricta cotidianeidad y que, al mismo tiempo, revisten la trascendecia de la intrahistoria unamuniana que tanto nos enseña sobre cómo somos y en qué mundo vivimos. Una escritura aparentemente teñida de ingenuidad, casi naïf, pero que no nos oculta la dureza de una vida marcada por un país extraordinario sometido a un tipo de vida que, desde nuestra perspectiva occidental y capitalista, resulta cuando menos chocante. Lectura recomendable, sin duda, que nos hará buscar nuevas lecturas de su laureado autor.