Lo que sé de mis libros

Un espacio para guardar la memoria

Categoría: novela en castellano

Que nadie duerma, de J.J. Millás

baixaCon los libros de Millás, he de confesarlo, uno parte con derrota segura. Antes incluso de empezar a leer la primera página ya sé que me va a gustar y que voy a disfrutar de una historia y unos personajes que, a pesar de la ya dilatada trayectoria del escritor madrileño, siempre te sorprenden y emocionan. Esta nueva entrega (Alfaguara, 2018) no es una excepción y confirma la excelente vitalidad del universo particular del genial escritor. Una de las cosas que el lector siempre valora de Millás es que, a pesar de que a veces parece abandonar definitivamente el mundo “real” y que sus personajes parezcan sacados de un sueño algo agitado, siempre, al terminar de leer la última pagina, te queda la sensación de que en ningún momento te ha dejado de hablar de nuestros mundo y de cómo nosotros tratamos de transitar por él sin sufrir demasiados descalabros. En definitiva, que la fantasía tiene mucho más de real de lo que imaginamos y que la realidad, la más cotidiana y en apariencia vanal realidad, esconde todo un abanico de sorpresas para quien quiera descubrirlo. Animo a los lectores a hacerlo, ¡feliz lectura!

Anuncios

El rinoceronte y el poeta, de Miguel Barrero.

baixaSiento especial predilección por los libros que hablan de libros o de los que los escriben. En este caso, fue el impulso que me llevo a leerlo. Un libro en el que la figura de Pessoa y su Lisboa son los auténticos protagonistas. Publicado por Alianza Editorial en octubre de 2017, para mí ha supuesto el descubrimiento de su autor, nacido en Oviedo, en 1980 y que cuenta ya con un buen número de títulos en su haber. La figura casi mítica de un rinoceronte que trajo en 1515 el rey Manuel, la personalidad del profesor Espinosa, el alma de Pessoa que señorea todas las páginas… son ingredientes más que suficientes para recomendar esta novela. En palabras de Muñoz Molina:

 «Miguel Barrero ha escrito una novela en la que la filología se vuelve, en la expresión de Borges, una rama de la literatura fantástica. El viaje a Lisboa de un profesor especialista en Fernando Pessoa se convierte en un laberinto de invocaciones históricas y en un thriller de conspiradores y fantasmas, sin que llegue a saberse quiénes son los unos y quiénes los otros. Pero quien se dedica profesionalmente a tratar con seres que no existen corre el peligro de contagiarse de su fantasmagoría.»

¡Feliz lectura!

 

 

El laberinto de los espíritus, de Carlos Ruiz Zafón

No sé si el número de ediciones que alcance esta nueva entrega de Ruiz Zafón hará que los amargados de la crítica literaria (profesionales y aficionados) digan que esto no es alta literatura, que los “más vendidos” son libros de consumo, aptos para lectores poco exigentes que se conforman con lo primero que las grandes editoriales les ofrecen. No lo sé. Es posible que algo de esto pase. Pero lo que un humilde servidor tiene claro, tras terminar la saga del cementerio de los libros olvidados (snif, snif) es que esto también es literatura, sin duda (también). Ruiz Zafón teje una historia y unos personajes que te enamoran, y su manera de contarlo, su literatura, en definitiva, te seduce y te acompaña a lo largo de las 900 páginas de esta última entrega sin que la fatiga haga mella en el lector. Algo de mérito tendrá el empeño, digo yo. Nos quedamos huérfanos de Fermín, de Alicia, de tantos seres maravillosos que viven al amparo de ese lugar mágico que es el cementerio de los libros olvidados, y también, por qué no, de los malos malísimos que también conocemos en las páginas de “El laberinto de los espíritus” y a los que desearíamos encontrar por nuestra querida Barcelona para decirles cuatro cositas. En fin, que la lectura de esta novela ha sido una gozada y que, seguro, sea alta literatura o no, les hará algo más felices.

Una sola palabra, de Joaquín Berges

baixa (4)Otro motivo de celebración: Berges publica nueva novela (Tusquets, marzo de 2017). Una novela distinta a las anteriores, en la que el humor pasa a un segundo plano para desvelarnos la historia de Celia y su lucha por recuperar la vida escondida en la memoria que un ictus le arrebató. Ante los ojos de la protagonista desfilan seres al principio algo borrosos que, a través de la palabra, del tacto, la emoción, la enfrentarán con su deseo de descubrir quién era la mujer que fue, con la que comparte cuerpo pero que siente tan  lejana. Paula, Remedios, Emilio, su fiel perro Charlie, Alba… se irán poco a poco definiendo ante Celia, perfiulando sus contornos, recuperando la dimensión que tuvieron antaño. Es una historia no sólo de la necesidad del recuerdo, sino de la importancia de las relaciones con los demás, de la familia, de los lugares que uno siente como propios, de la necesidad de conocer el camino andado para poder andar sin miedo por la vida. Excelente literatura para un autor que ya ha regalado su arte a los lectores y del que sí nos quedará recuerdo mientras haya alguien dispuesto a abrir las páginas de un libro y dejarse seducir por las palabras. ¡Feliz lectura!

baixa (5)

La vida negociable, de Luis Landero

baixaOtro soplo de oxígeno para navegantes. Cada vez que Landero nos regala una nueva entrega de su literatura, el mundo se vuelve algo mejor y uno le sonríe a la vida, aunque sea lunes. “La vida negociable” es una novela (Tusquets, febrero 2917) nada fácil. Hugo, su protagonista, no ha tenido una vida regalada y su personalidad se va resintiendo de los golpes y adversidades con las que se encuentra. A veces le comprendemos, otras le detestamos, casi siempre nos sentimos algo Hugo cuando le vemos andar a tientas por el mundo. Es la historia de unos seres que, a pesar de todo, mantienen una esperanza luminosa en el futuro. Por mucho que el presente te llene de barro, por mucho que el pasado insista en recordarte de dónde vienes, qué has hecho, el futuro siempre tiende la mano para volver a comenzar, para, incluso, desandar lo andado y darle otra oportunidad a la vida. El final de libro, “con un poco de suerte mi gran momento aún está por llegar” es toda una declaración de la condición humana, una invitación a no rendirse, a seguir luchando… El derecho que todos tenemos, precisamente por sentirnos humanos, a encontrar nuestro lugar en el mundo y ser felices.

baixa (1)

La buena reputación, de Ignacio Martínez de Pisón

baixa-1Publicada por Seix Barral en abril de 2014, la novela le valió a su autor el Premio Nacional de Narrativa. La vida de Samuel y de Mercedes en Melilla, en los años cincuenta, próxima la descolonización de Marruecos, y la preocupación por el futuro de sus hijas, marca el desarrollo de esta novela polifónica en la que asistimos a la vida cotidiana de estos personajes desde diferentes puntos de vista. El ámbito público, el que se muestra de cara a los demás, y el privado, el que queda en el interior de cada uno y que rara vez es compartido con alguien, comfiguran la personalidad de los protagonistas de este relato que, sin estridencias argumentales, nos muestra el día a día de cada uno de ellos para realizar un retrato veraz de los elementos principales que configuran la personalidad humana. Escrita con exquisita maestría, la novela nos depara, precisamente en lo más próximo a nosotros, momentos de gran interés que seguro no defraudarán a nadie. ¡Feliz lectura!

baixa-2

Señales de humo, de Rafael Reig

reigEste primer volumen del “Manual de literatura para caníbales” (Tusquets, mayo de 2016) me ha supuesto un buen descubrimiento y lo he disfrutado de veras. La verdad es que la vivencia de la literatura que se asoma entre estas páginas supone entrar en lo que representa mi día a día en las clases desde otra perspectiva, y es agradable encontrarse con los juglares de las jarchas, con el Arcipreste de Hita, con Cervantes y Lope, por poner algunos ejemplos, como si fueran personajes de novela, seres de “carne y hueso” y no meramente nombres impresos en manuales convencionales. Rafael Reig acierta en la manera de contarnos una historia de la literatura diferente en la que viajamos a la esencia de la literatura, fuera de convencionalismos y lugares comunes. Ya estoy deseando empezar con el segundo volume. ¡Feliz lectura!

Esa puta tan distinguida, de Juan Marsé

baixaCon Marsé a uno le da la sensación de estar leyendo a un clásico vivo (y que por muchos años). Por tanto, casi es leer a Marsé más que una novela del autor barcelonés lo que llena nuestro tiempo de un espacio mágico, donde sentirse protegido y en paz. Lumen publica esta nueva entrega (abril de 2016). Barcelona sigue siendo una de las grandes protagonistas de Marsé, al mismo tiempo que el retrato de estos seres marginales que nos emocionan sin necesidad de empatizar con ellos. No son héroes o heroinas, pero tienen tanto de nosotros que, sin que lo queramos, aprendemos a ser más humanos escuchando sus historias, viviendo sus desgracias, compartiendo los sinsabores de una vida que casi nunca es sólo responsabilidad de ellos. Y así Marsé, convertido en personaje, nos explica casi sin querer la historia de Fermín, la del cine Delicias y, claro, la de la pobre Carmen. Tratar de recuperar la memoria de las cosas cuando los recuerdos duelen siempre es un ejercicio de funambulismo que puede resultar peligroso. Y en esto estamos los lectores, en leer a los buenos, a pesar del peligro de caer una y otra vez en la misma trampa. ¡Feliz lectura!

El último día de Terranova, de Manuel Rivas

baixaEl libro, ese extraño objeto de deseo, tiene una dimensión pluriforme que lo hace especialmente atractivo. En efecto, ¿que sería de ellos sin sus autores, impresores, editores, lectores, libreros, sin tanta y tanta gente que, a su alrededor, los miman, cuidan y hacen visibles? Creo que de esto hay mucho en la novela de Manuel Rivas. Una librería es un espacio mágico donde todo es posible. La paz reina entre sus muros y la hospitalidad, si quienes la regentan son libreros de verdad, hace que te sientas como en casa. Todos tendríamos que tener una librería a la que acudir en días de tormenta, cuando las cosas se nos han torcido y no encontramos el rumbo, cuando estamos tristes o tan contentos que queremos comprar un libro para regalar a alguien especial. Por eso, a pesar de los pesares y al empeño de algunos mercachifles sin escrúpulos, las librerías, las Terranova que cada uno de nosotros guarda en su corazón, no desaparecerán nunca, y los seres que las habitan, algunos reales y otros fantásticos, seguiran velando por las páginas de todos y cada uno de los volúmenes que en ellas se guardan. Nos va la vida. ¡Feliz lectura!

La tierra que pisamos, de Jesús Carrasco

Si en la primera novela, el autor extremeño ya nos deslumbró con su prosa y su capacidad de narrar, cbaixa.jpgon esta segunda entrega no hace sino confirmar las expectativas. En efecto, estamos ante una gran novela, ambientada en un siglo XX inventado, que nos habla de la absurdidad de la guerra y de la estupidez de algunos seres humanos que se creen superiores a otros. Ciertamente, algo que pertenece, por desgracia, a nuestro día a día habitual. El relato avanza entre la crueldad de los hechos, que  no se nos ocultan hipócritamente y la esperanza de los dos protagonistas que, cada uno desde su propio mundo, intentan superar una situación que les sobrepasa, que les doblega a veces, pero que nunca logra quitarles del todo la dignidad. Una visión de la guerra sin héroes ni heroicidades, que no nos engaña con medallas deslumbrantes o escaramuzas épicas. La guerra en su auténtica y despiadada dimensión, la guerra, nada más. Ojalá aprendamos algo de ello. ¡Feliz lectura!