Lo que sé de mis libros

Un espacio para guardar la memoria

Leer contra la nada, de Antonio Basanta

baixaHe de reconocer que no soy muy partidario de las flagelaciones públicas y de andar limosneando con aquello que uno considera esencial en su vida. Cada cual con lo suyo mientras sigamos pudiendo abrir las páginas de un libro sin tener que pedir perdón. Pero la lectura de este libro, publicado por Siruela este mismo año, es una buena oportunidad para que el mundo oiga aquello que, a pesar de ser evidente, parece sepultado en el olvido. Un elogio de la lectura sabia y apasionadamente explicado, que te deja con un buen sabor de boca porque te reconoces en lo que aquí se dice y no te sientes tan solo. Y que no estamos solos ya lo sabemos, cierto, pero ¡que bien sienta que alguien, de vez en cuando, te lo recuerde! Así que, feliz lectura ésta.

baixa

Por cierto, escuchen este video, y emociónense, caramba.

Anuncios

Amor sin fin, de Claribel Alegría

410f4dc657ba11e7af540eb04a1bba78Otra forma de conocer poetas y su obra son los premios, es decir, aquellos premios cuyo prestigio sabes que no te va a deparar sorpresas desagradables, al margen de los gustos personales. Y es así como he conocido la poesía de la nicaragüense Claribel Alegría, de 93 años, gracias a la concesión del Premio Reina Sofía de Poesía de este año. En su caso, he de confesarlo, su poesía se encuentra alejada de la que yo leo habitualmente, pero a través de las páginas de este libro (Visor, 2016) he sentido sin ninguna duda la emoción y el acierto de quien navega por las aguas de la poesía con paso firme y saber hacer. Una obra remarcable que merecía un reconocimiento como éste y  a la que, sin duda, volveré a acercarme en el futuro. ¡A leer!

 

(…)
Para encontrar verdades
para que asome el alma
hay que escribir con locura.

Los ojos de la niebla, de Raquel Lanseros

013Cuando un poeta que admiras y lees te habla de una poeta que él admira o lee, tienes que hacer caso, aprender de los que saben y leerla tú también. Y ésta es la feliz conjunción que ha ocurrido al leer un servidor el último libro de Joan Margarit en el que se habla de Raquel Lanseros. Y yo que me voy a la poesía de Raquel para disculparme por mi dejadez y comenzar una bonita amistad. Además, y para mayor elogio de la poeta de Jerez de la Frontera (por cierto, os recomiendo su espléndida página web, http://www.raquellanseros.com), cuando uno lee su poesía encuentra ecos de otros poetas amados y, entonces, la dicha es completa. Ah, el libro con el que ha empezado esta aventura está publicado por Visor, en 2008. A leer, por favor.

(…)
Justo entonces comprende
la razón de Walt Whitman.
Y comienza a creer
en ese dios magnánimo y pagano
que está vivo en sus pies,
en sus axilas,
en la hierba mojada
en cada ocaso claro como una madre encinta,
en sus ingles de barro
y en el recuerdo vivo de todo lo que ha amado.

Clàssics per a la vida, de Nuccio Ordine

Voy a dejarles con un enlace que escribí para el blog de mi amigo Jordi Rincón y sus alumnos. Sinceramente, no creo que haya que añadir nada más. Está en catalán, pero seguro que no será un problema.

http://vaixelldodisseu.blogspot.com.es/2017/10/classics-per-la-vida.html

Gloria, de Julio Martínez Mesanza

EL reciente Premio Nacional de Poesía, editado por Ediciones Rialp en mayo de 2016, es un libro bellamente editado y con una poesía que gustará a cualquier lector que valore la sensibilidad y el gusto por la palabra. Dejo como muestra un botón. ¡Feliz lectura!

En la noche del mar no pasa nada,
solo que ladran las redondas olas
y las luces remotas te entretienen.
Porque, en verdad, de asombro no se trata,
de las preguntas sobre las preguntas,
del origen del ser y de esas cosas.
Es acerca de ti, que te defiendes;
tiene que ver contigo lo que pasa,
contigo, que te ocultas con tu culpa,
mientras el mar y sus ruidosas olas
y las luces remotas te entretienen,
y el instante sin nadie te consuela.

Por regiones fingidas, de Felipe Benítez Reyes

baixa (2)Libro maravilloso, por el autor, por la editorial (Interrogante editorial) y por los textos que ambos nos ofrecen. Textos breves, llenos de ingenio, de surrealismo, de literatura en estado puro, de agradecimiento por lo que la inteligencia y el talento pueden ofrecer a nuestra sociedad de hoy en día. Con las palabras de Benítez Reyes aflora la sonrisa del que no es ingenuo pero aún confía en el ser humano. Acabas la última página y te sientes agradecido por el regalo recibido. En Cádiz hay buena gente que merece todos mis aplausos y mi solidaridad con todas sus iniciativas. Amén.

baixa (3)

Les darreres paraules, de Carme Riera

baixaMucho llevaba sin pesearme por aquí. La pereza, madre de muchas de las ciencias mundanales, no me deja ni a sol ni a sombra. Qué se le va a hacer. Pero me saca de mis ociosidades la última novela de la excelente escritora Carme Riera, “Les darreres paraules” (Ed. 62, agosto de 2016). Novela más o menos histórica, centrada en la figura de Luis Salvador de Hausburgo quien, a través de unas confesiones dictadas a su hombre de confianza, nos lleva de la mano por muchos rincones de Europa, nos desvela los entresijos de algunos episodios históricos relevantes y, por encima de todo, nos ofrece literatura de la buena, de aquella que te reconcilia con el mundo. Algo de lo que vamos necesitados. ¡Feliz lectura!

 

El laberinto de los espíritus, de Carlos Ruiz Zafón

No sé si el número de ediciones que alcance esta nueva entrega de Ruiz Zafón hará que los amargados de la crítica literaria (profesionales y aficionados) digan que esto no es alta literatura, que los “más vendidos” son libros de consumo, aptos para lectores poco exigentes que se conforman con lo primero que las grandes editoriales les ofrecen. No lo sé. Es posible que algo de esto pase. Pero lo que un humilde servidor tiene claro, tras terminar la saga del cementerio de los libros olvidados (snif, snif) es que esto también es literatura, sin duda (también). Ruiz Zafón teje una historia y unos personajes que te enamoran, y su manera de contarlo, su literatura, en definitiva, te seduce y te acompaña a lo largo de las 900 páginas de esta última entrega sin que la fatiga haga mella en el lector. Algo de mérito tendrá el empeño, digo yo. Nos quedamos huérfanos de Fermín, de Alicia, de tantos seres maravillosos que viven al amparo de ese lugar mágico que es el cementerio de los libros olvidados, y también, por qué no, de los malos malísimos que también conocemos en las páginas de “El laberinto de los espíritus” y a los que desearíamos encontrar por nuestra querida Barcelona para decirles cuatro cositas. En fin, que la lectura de esta novela ha sido una gozada y que, seguro, sea alta literatura o no, les hará algo más felices.

La palabra mágica, de Augusto Monterroso

baixa (1)Navona editorial (enero de 2017) publica esta colección de breves ensayos sobre literatura del escritor hondureño. Con fino olfato, un humor irónico que acompaña sus opiniones y una valentía y sinceridad que no siempre se encuentra entre las gentes de letras, Monterroso nos ayuda a encontrar nuestro propio criterio sobre ese asunto tan resbaladizo como es la magia de las palabras y qué es lo que las hace mágicas de verdad. Escribo estas líneas pocos días después de los atentados de Barcelona y Cambrils y pienso que la literatura, como sus mágicas palabras, aquellas que están dichas para que el ser humano sea un poco mejor (uno de los objetivos del arte, sin duda), es más necesaria que nunca, aunque no pueda detener una camioneta asesina o desarmar a un loco. Las palabras bien dichas nos salvan, nos reconcilian con lo mejor del ser humano y, quizá, nos ayudarán a educar a las futuras generaciones en lo que supone una sociedad en la que la paz y a convivencia puedan regir nuestras vidas. ¡Feliz lectura!

baixa

De què parlo quan parlo d’escriure, de Haruki Murakami

murakamiLibro publicado por Empúries en abril de 2017, con traducción de Jordi Mas. Se agradece enormemente que un escritor de la categoría de Murakami hable sobre su manera de concebir el escribir novelas de forma tan llana y sincera, con una humildad que podría soprendernos de quien es candidato al Nobel cada año. Se trata de una serie de breves ensayos, redactados a modo de conferencia, en los que el escritor japonés va desgranando diferentes aspectos del oficio de escritor. Sin recetas mágicas ni dogmatismos, sin querer ser modelo de nada, comparte con el lector lo que ha sido su propia experencia a lo largo de los años. Libro par disfrutarlo aunque uno no quiera dedicarse a escribir novelas.

parlo