Lo que sé de mis libros

Un espacio para guardar la memoria

El amante de las librerías de Claude Roy

baixa (10)A este librito cuesta decirle que no te lo llevas a casa. Te llama desde la estantería de la librería casi en susurros, como si no se atreviese a molestar el silencio respetuoso de los grandes volúmenes que descansan muy cerca de él. Tu escuchas su lamento y acudes: te pide que lo compres, que no te dejes llevar por su tamaño (la maravillosa colección “Centellas” del editor José J. de Olañeta), que vale la pena. Lees el nombre del autor y el título: te atrapa. Al llegar a casa lo lees de una tirada, que no rápido, y sabes que has acertado, que, una vez más, has hecho bien el escuchar la vocecita de los que saben más que tu.

“Me gusta que los libros compartan mi vida, me acompañen, callejeen, trabajen y duerman en mi compañía, se rocen con las venturas del día y los caprichos del tiempo, acepten citas conmigo a horas “imposibles”, ronroneen con la gata al pie de mi cama, o se arrastren con ella en hierba, doblen un poco la punta de sus p´ginas en la hamaca de verano, se pierdam y encuentren de nuevo. Los libros son para mí más unos amigos que unos servidores o unos maestros”.

baixa (9)

Anuncios

Charlotte, de David Foenkinos

David_Foenkinos_2012.JPGHace tiempo que ando algo huidizo de estas páginas y me sabe mal. Veremos si lo corrijo, En cualquier caso, la lectura de un buen libro es la mejor manera de romper con la pereza habitual y salir de uno mismo para compartir lecturas. Allá vamos, una vez más. La lectura de la biografía novelada de la pintora Charlotte Salomon (Ed. 62, marzo de 2016 en traducción magnífica de Mercè Ubach) es hermosa. Muy dura, pero hermosa. De nuevo, una magnífica oportunidad para que no olvidemos de lo que es capaz el ser humano cuando se desata la locura. El nazismo y su barbarie, el absurdo sentimiento de sentirse superior a alguien simplemente por ser de distinta condición, la maldad, en fin, nos tienen que hacer reflexionar y advertirnos, si sirve de algo, que somos dueños de nuestro destino para que determinadas cosas no vuelvan a repetirse. Y después, claro, el enamoramiento que surge en el lector después de encontrarse con un personaje tan fascinante como Charlotte. De Foenkinos había leído su magnífica (también) “La biblioteca de los libros rechazados” y con esta nueva lectura se reafirma el descubrimiento de un magnifico autor, lleno de sensibilidad y buen hacer, que te reconcilia con la escritura y con el género humano. Y algunos todavía se preguntan para qué sirve la literatura…

baixa (8)

 

 

La noia de l’aniversari, Haruki Murakami

imagesSe trata de una edición preciosa, realizada por Empúries y publicada en abril de este año. Cuenta con unas maravillosas ilustraciones de Kat Menschik, que ya ha colaborado con el escritor japonés en otras ocasiones. Un relato que entra de lleno en el mundo particular y onírico de Murakami y que invita al lector a participar de él, incoporando su propio punto de vista sobre los personajes o el desenlace final. Lo misterioso y fantástico juntos de la mano para satisfacción de sus lectores. Continente y contenido puestos al servicio de la literatura: no se puede pedir nada más. ¡Feliz lectura!

1540-1

 

Retorn, de Carles Casajuana

baixa (1).jpgCon esta novela descubro a un nuevo escritor, y estoy seguro de que no será la última obra que lea de Carles Casajuana. En Retorn (Columna), asistimos al retorno a Cataluña de Josep Carner, gloria de las letras catalanas al que se quería rendir homenaje, “utilizándolo” como símbolo de la cultura que se quería salvaguardar. La novela, muy bien escrita, nos describe a un Carner ya muy enfermo, que no reconoce ni se reconoce en los paisajes ni en las gentes con los que vuelve a encontrarse después de tanto tiempo (treinta años de exilio). La figura de un joven que le hará de asistente, Miralles, nos sirve para conocer la intimidad del poeta, su yo privado, tan diferente al yo público que representa un papel en el que aparece más como un títere de intereses varios que como una persona a la que se quiera honrar como se merece.

baixa

Que nadie duerma, de J.J. Millás

baixaCon los libros de Millás, he de confesarlo, uno parte con derrota segura. Antes incluso de empezar a leer la primera página ya sé que me va a gustar y que voy a disfrutar de una historia y unos personajes que, a pesar de la ya dilatada trayectoria del escritor madrileño, siempre te sorprenden y emocionan. Esta nueva entrega (Alfaguara, 2018) no es una excepción y confirma la excelente vitalidad del universo particular del genial escritor. Una de las cosas que el lector siempre valora de Millás es que, a pesar de que a veces parece abandonar definitivamente el mundo “real” y que sus personajes parezcan sacados de un sueño algo agitado, siempre, al terminar de leer la última pagina, te queda la sensación de que en ningún momento te ha dejado de hablar de nuestros mundo y de cómo nosotros tratamos de transitar por él sin sufrir demasiados descalabros. En definitiva, que la fantasía tiene mucho más de real de lo que imaginamos y que la realidad, la más cotidiana y en apariencia vanal realidad, esconde todo un abanico de sorpresas para quien quiera descubrirlo. Animo a los lectores a hacerlo, ¡feliz lectura!

De viaje por Europa del Este, de Gabriel García Márquez

baixa (1)Precisamente hoy, 6 de marzo, el escritor colombiano hubiese cumplido 91 años. Sirva de homenaje (aunque he de reconocer que no premeditado) el terminar la lectura de este libro, publicado por Random House en 2015. Un joven periodista que logra “internarse” en lo que fue el telón de acero, para compartir con el lector sus impresiones sobre los países socialistas en los años cincuenta. El lector encontrará en estas páginas la magia de la narración de García Márquez, a la vez que su obsesión por ir más allá de la postal para turistas y ofrecernos una crónica lo más veraz posible de lo que estaba pasando en aquella zona de Europa. Sobre todo, la pasión del autor de “Cien años de soledad” por encontrarse con la gente, hablar con ellos (aunque no entienda nada de lo que dicen), por conocer sus opiniones, por saber cómo es su vida. Un placer volver a encontrarse con la Literatura en mayúsculas de la mano de uno de los escritores más grandes que un servidor ha tenido el placer de encontrase. ¡Feliz lectura!

baixa.jpg

El rinoceronte y el poeta, de Miguel Barrero.

baixaSiento especial predilección por los libros que hablan de libros o de los que los escriben. En este caso, fue el impulso que me llevo a leerlo. Un libro en el que la figura de Pessoa y su Lisboa son los auténticos protagonistas. Publicado por Alianza Editorial en octubre de 2017, para mí ha supuesto el descubrimiento de su autor, nacido en Oviedo, en 1980 y que cuenta ya con un buen número de títulos en su haber. La figura casi mítica de un rinoceronte que trajo en 1515 el rey Manuel, la personalidad del profesor Espinosa, el alma de Pessoa que señorea todas las páginas… son ingredientes más que suficientes para recomendar esta novela. En palabras de Muñoz Molina:

 «Miguel Barrero ha escrito una novela en la que la filología se vuelve, en la expresión de Borges, una rama de la literatura fantástica. El viaje a Lisboa de un profesor especialista en Fernando Pessoa se convierte en un laberinto de invocaciones históricas y en un thriller de conspiradores y fantasmas, sin que llegue a saberse quiénes son los unos y quiénes los otros. Pero quien se dedica profesionalmente a tratar con seres que no existen corre el peligro de contagiarse de su fantasmagoría.»

¡Feliz lectura!

 

 

Pepe i jo y Viatge al centre del musical, de J.L. Bozzo

imagesLos amantes del teatro y, en especial, los seguidores de la compañía Dagoll Dagom están de enhorabuena con estos libros del director teatral J.L. Bozzo. Escritos desde la honestidad más sincera (cosa difícil en nuestros días). Los dos libros, cada uno desde la realidad que describen, suponen una radiografía del hecho teatral en sí a la que muy pocas veces los espectadores tenemos acceso. Bien escritos, con la fluidez del que habla de algo que conoce muy bien y ha vivido de primera mano, desfilan ante nuestros ojos ilusiones y frustraciones, éxitos y fracasos, envidia y reconocimientos. Aspectos del ser humano que nos ayudan a conocernos más a nosotros mismos, algo que hay que agradecer en un libro, sin duda. Gracias, pues, a su autor y ¡feliz lectura!

 

 

 

Una ayudita (para variar…)

https://ca-es.ulule.com/la-era-de-la-babosa/

 

 

 

Leer contra la nada, de Antonio Basanta

baixaHe de reconocer que no soy muy partidario de las flagelaciones públicas y de andar limosneando con aquello que uno considera esencial en su vida. Cada cual con lo suyo mientras sigamos pudiendo abrir las páginas de un libro sin tener que pedir perdón. Pero la lectura de este libro, publicado por Siruela este mismo año, es una buena oportunidad para que el mundo oiga aquello que, a pesar de ser evidente, parece sepultado en el olvido. Un elogio de la lectura sabia y apasionadamente explicado, que te deja con un buen sabor de boca porque te reconoces en lo que aquí se dice y no te sientes tan solo. Y que no estamos solos ya lo sabemos, cierto, pero ¡que bien sienta que alguien, de vez en cuando, te lo recuerde! Así que, feliz lectura ésta.

baixa

Por cierto, escuchen este video, y emociónense, caramba.